martes, 16 de marzo de 2010

Las 14 Obras de Misericordia

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia". (Mt 5,7)

Jesús nos enseña qué es la misericordia en todo lo que hace, en su actitud frente al dolor o la necesidad. Cada página del Evangelio es una muestra de su misericordia con todos. Busca en el Evangelio: Lc 15, 11,32; Lc 10, 30-37; Mt 18, 23-35; Mt 18, 12-14; y verás que Jesús hace de la misma misericordia algo constante.

El campo de la misericordia es tan grande como la miseria humana que se trata de remediar; pues eso es la misericordia: "compasión de la miseria ajena, que nos mueve a remediarla, si es posible" (San Agustín). En el orden físico, intelectual y moral, el hombre puede estar lleno de calamidades y miserias. Por eso las obras de misericordia son innumerables. Sin embargo, Jesús le señala a Santa Faustina algunas obras:

Obras de misericordia corporales
1. Dar de comer al hambriento.
2. Dar de beber al sediento.
3. Vestir al desnudo
4. Visitar a los enfermos
5. Asistir al preso
6. Dar posada al caminante
7. Sepultar a los muertos.

Obras de Misericordia espirituales
1. Enseñar al que no sabe
2. Dar buen consejo al que lo necesita.
3. Corregir al que se equivoca.
4. Perdonar las injurias.
5. Consolar al afligido.
6. Tolerar los defectos del prójimo.
7. Hacer oración por los difuntos.